Podría afirmar que la frase ‘Oigo pero no entiendo‘ me la dicen el 100% de los pacientes que acuden a mi consulta y que además presentan una pérdida auditiva.

 

audicion

Una vez que te das cuenta de que algo está pasando con tu audición, se pasan por los siguientes procesos.

1. TENGO UNA PÉRDIDA AUDITIVA

Me hago consciente que lo que me pasa es que estoy perdiendo audición, en cantidad y en calidad. Nuestro sistema auditivo es capaz de discriminar sonidos de frecuencias entre 125Hz y 15000Hz, con intensidades, desde el umbral en que comienza a oir hasta que el sonido se hace doloroso, de manera general en oídos sanos entre 0dB – 120dB, la cuestión es que, por regla general:

  • NO SE PIERDE LA AUDICIÓN DE MANERA UNIFORME, unas frecuencias, generalmente las agudas, se pierden con mayor rapidez, de manera natural, a lo largo de la vida, generalmente por desgaste. La genética y los hábitos de vida también ayudan a favorecer este tipo de pérdida auditiva. Pero a lo que vamos, esta es la causa del ‘oigo pero no entiendo‘, se oye el sonido, pero no se oye bien definido, los sonidos que escuchamos mejor enmascaran los sonidos que oímos peor.

 

  • CON PÉRDIDA AUDITIVA TAMBIÉN VARÍA LA SENSACIÓN DE ‘INTENSIDAD DE SONIDO‘ A igual pérdida, según qué parte del oído sea la causante (oído medio, oído interno) también varía la intensidad con la que se perciben los sonidos, es decir, en algunas hipoacusias (pérdidas auditivas), pequeñas variaciones de sonido real producen grandes variaciones de sonido en la persona con pérdida.  Otra frase que también se oye mucho en el gabinete.  ’Si me hablan despacio no oigo, pero si levantan la voz me molesta’ y esto es causado por una ‘hipersensibilidad’ a las variaciones de sonido.

 

  • NO TODOS ‘ENTIENDEN’ DEL MISMO MODO.  Según la causa de la pérdida auditiva y sobre todo, del tiempo que hace que se ha producido esta pérdida. Hay casos en los que sólo subiendo el volumen de las frecuencias con pérdida recuperan una audición relativamente normal, la mayoría requieren de lo que hablaremos más tarde (apartado 3), rehabilitación, y otros además necesitan ‘ayudas extra‘ de las que también hablaremos en el apartado 2

2. ME PONGO AUDÍFONOS

La mejor solución, hasta el momento, para solucionar las pérdidas auditivas de moderadas a profundas es la adaptación de audífonos, sobre todo en adultos, incluso adultos jóvenes.

  • ¿CUÁNDO ME PONGO LOS AUDÍFONOS? CUANTO ANTES.  Las adaptaciones más exitosas son las realizadas en personas con pérdida auditiva desde hace poco tiempo, cuando no le hemos dado al cerebro a re-adaptarse a la nueva situación. Si además son jóvenes el éxito está prácticamente asegurado.

 

  • ¿UNO O DOS?. Si la pérdida es en ambos oídos, DOS AUDÍFONOS, ¿por qué? Porque es la manera en que nuestro cuerpo distingue de dónde vienen los sonidos, porque nos ayuda a mantener el equilibrio, porque mejora la comprensión de la conversación y sobre todo porque  mantiene nuestros dos oídos activos y con ello las áreas del cerebro conectadas con cada uno de los oídos.

 

  • ¿QUÉ AUDÍFONOS ME PONGO? Si la pregunta es si de los que van dentro, fuera, grandes, pequeños… dependerá de la salud, tamaño y cantidad de cera de nuestro conducto auditivo, de la pérdida auditiva y por supuesto de nuestra preferencia profesional y la del audioprotesista.  En este post os voy a hablar de un tipo concreto: AUDÍFONOS CON CONECTIVIDAD, concretamente los de la firma de audífonos Beltone porque a fecha de hoy son los más avanzados en esta tecnología.

beltone-legend

Damos por supuesto que hablamos de audífonos totalmente DIGITALES, con sonido de ALTA DEFINICIÓN, con varios canales para ajuste frecuencial y con VARIOS PROGRAMAS para poder adaptase a las necesidades de cada usuario, pero además, les incluimos CONECTIVIDAD, en qué consiste?

Tenemos dos niveles de conectividad, la primera, recomendada para personas que no terminan de ‘llevarse bien‘ con la tecnología y los teléfonos móviles, el audioprotesista enlaza tres equipos con el audífono, es decir, tenemos nuestros audífonos y tres ‘aparatos’ extra que van a complementar nuestra audición:

  • TV-Link.  Se conecta con el televisor de casa, o como cabe en el bolso, en el de casa de un hijo, amigo,…. y con un simple gesto, se escucha la televisión a través del audífono, eso sí, sin perder los sonidos ambiente, porque los audífonos pretenden integrarnos, no aislarnos.  Por supuesto, el sonido es ‘exactamente’ el que se necesita en cada oído según la pérdida auditiva.
  • Phone-Link. Se conecta con el móvil y a partir de ese momento, oiremos las conversaciones telefónicas a través de los audífonos, sin perdernos nada!
  • My-Pal.  Es un aparato ideal para personas que viajan y utilizan guías, para estudiantes o para profesionales que acuden a reuniones.  Este aparato se lo coloca la persona que habla y el usuario de audífonos recibe la información de manera directa en sus oídos, de nuevo adaptado a sus necesidades.

Aunque está en inglés, este vídeo os puede dar una idea de cómo funciona

 

Y si además eres un ‘usuario avanzado‘ de nuevas tecnologías, tu audífono es iPhone friendly, es decir, un modelo de audífono que ha sido diseñado para poder comunicarse de manera directa con los teléfonos y dispositivos de Apple.  Ha sido diseñado bajo la supervisión de la firma de telefonía móvil y se han desarrollado Apps para poder controlar los audífonos de forma directa con el smartphone.  Se trata de Beltone First, llamado así porque aunque ya ha cumplido un años, es el único teléfono capaz de comunicarse de forma directa y sin intermediarios con un iPhone y demás dispositivos de la firma de la manzana.

¿Qué podemos conseguir con este tipo de audífonos?

  • Una calidad de sonido extra, ya que tienen un procesador idéntico al de un ordenador de los que tenemos en casa
  • Posibilidad de utilizar nuestro teléfono móvil de forma natural, sin que nadie note que llevamos audífono, para escuchar música, usar las instrucciones del navegador, subir y bajar el volumen de los audífonos usando el teléfono…
  • Disponen de sistema de geolocalización, es decir, si perdemos el audífono, el móvil nos ayuda a buscarlo

Os dejo otro video, que de nuevo está en inglés, pero que es muy descriptivo de lo que estamos hablando.

Ahh por supuesto, si no es suficiente que se conecte con el móvil  la app, podemos añadir alguno de los equipos complementarios de los que hablábamos al principio.

3. REHABILITACIÓN AUDITIVA

En este apartado no pretendo explicar de forma detallada cómo se realiza la rehabilitación auditiva, entre otras cosas porque ésta se realiza de manera personalizada en función de la pérdida auditiva, el tiempo, las necesidades y habilidades del paciente.

El objetivo de este apartado es explicar que una vez pasadas las fases previas:

  • SOY CONSCIENTE DE QUE TENGO UN PROBLEMA DE AUDICIÓN
  • PONGO SOLUCIÓN A MI PROBLEMA CON AUDÍFONOS

Llega el momento de la verdad, el momento de conseguir ‘entender‘ del mismo modo, o lo más parecido a lo que lo hacía antes de tener un problema de audición, la cuestión es que, lo más probable es que el cerebro haya ‘olvidado’ cómo se tiene que oír, y de manera general además de realizar un entrenamiento auditivo, es muy importante que el usuario sepa varias cosas:

  • Los audífonos nos ayudan, pero no funcionan igual que nuestros oídos, por eso se diseñan equipos que los complementan (TV-link, My-Pal,…).
  • El alcance de un audífono es de entre 1,5 metros y 2,0 metros, según la programación, es por eso que para seguir una conversación tendremos que acercarnos para oír mejor.
  • Los audífonos, para evitar ruidos molestos para el usuario, que si recordáis hemos dicho que tienen ‘hipersensibilidad’ a los ruidos fuertes, están enfocados hacia adelante, esto quiere decir que siempre se oye mejor, y por supuesto se entiende mejor a la persona que nos habla de frente.  Ni que decir tiene que si además el usuario tiene buena vista y puede fijarse en el movimiento de los labios el éxito está garantizado.
  • La persona que lleva audífono debe hacer entender al resto que en ocasiones hay que repetirle las cosas, que es importante que le hablen de frente y vocalicen, y sobre todo que tengan paciencia, porque con el uso de los audífonos el usuario desarrolla nuevas habilidades que harán que cada vez se defienda mejor, pero esto es un proceso lente, muy lento.
  • El usuario de audífonos debe de tener expectativas reales sobre su problema y la solución, debe de saber que la rehabilitación, cuando al cerebro le cuesta oír es larga y dura.
  • El usuario de audífonos hoy en día, disponen múltiples ayudas ‘extra’ a su disposición y no deben de renunciar a ellas, todos prefieren no tener que acudir a estas ‘ayudas extra’ pero están ahí para ayudarnos

Y lo más importante

Los problemas difíciles rara vez tienen soluciones fáciles

  •  Como reflexión final, a lo largo del artículo he hablado de una marca concreta de audífonos, los de Beltone, ¿por qué? porque cada maestrillo tiene su librillo y tras años probando audífonos de diferentes marcas, hasta la fecha son los que mejores resultados me han dado en relación calidad-precio, pero la verdad es que lo verdaderamente importante no es el modelo de audífono sino la adaptación personalizada.  Un buen audiólogo, o audioprotesista, como prefiráis, debe de ser capaz de sacar el máximo de nosotros con cualquier marca de equipamiento, eso sí, cuantas más ayudas tecnológicas tengan estos equipos más sencillo será el éxito.