Los que ya habéis leído alguno de los post que he publicado, ya os podéis imaginar que soy muy aficionada a los “cacharritos”.  Me encantan todos los aparatos que se pueden conectar a la luz y tengo el gabinete de adioprótesis y el de optometría lleno de instrumental técnico que nos ayudan a mi equipo y a mí a trabajar con comodidad.

Pero al final, la reflexión que hago hoy es que lo importante no son los equipos de los que dispones, sino de lo que eres capaz de hacer con ellos.

Hay uno en concreto, en el gabinete de audio, que no es ni el más espectacular ni el más caro de los que tengo (que en realidad valen todos una pasta, señores fabricantes apiádense de los tecno-adictos que la cosa está muy justa), estoy hablando de mi video otoscopio, vamos una cámara de aumento y alta resolución que me permite ver en mi pantalla de ordenador el conducto auditivo del paciente y guardarme fotos de aquellos aspectos que a mí me interesen más.

Como muestra de lo que se puede hacer os dejo algunas fotos, como siempre indico que la calidad de las fotos no es la mejor ya que el objetivo cuando las hago no es el blog, es la ficha de mis pacientes y su seguimiento.

Empiezo con un conducto con cera seca y bastante acodado, esto me da pistas para saber que tengo un riesgo alto de realimentación, tendré que tener cuidado con el tipo de audífono en el caso de los que van en el interior del conducto, o del molde que debo de colocar en el caso de los RIE, RETRO,…

Cera-parte-externa-conducto

 

Siguiendo con la cera, en la siguiente tengo un “buen conducto” para hacer con él lo que quiera, pero ojo, por el aspecto del tapón (cera muy brillante y blanda) esta persona probablemente generará mucho cerumen, no todos los audífonos le van a resultar adecuados, además necesitará pautas extra para su cuidado y mantenimiento.

Tapon-cera-1

Otra cosa muy generalizada son los tímpanos perforados, pero no todas las perforaciones son iguales, en algunos casos, cuando la perforación es muy pequeña podemos asumir algunos riesgos (ojo no para el paciente sino para la vida útil del audífono).  Siempre sin olvidar que si es posible en estos conductos no vamos a adaptar si no es estrictamente necesario y siempre con buena ventilación.

En estos dos casos  nosotros decidimos no adaptar, la perforación es grande y hay cicatrices que indican que no es la primera vez que se perfora el tímpano.

Perforación-1

 

Perforacion-2

 

En algunos casos, la perforación va acompañanada de cicatrices de perforaciones anteriores y esclerosis del tímpano (se vuelve más rígido).  Esto también da pistas sobre el tipo de adaptación.

 

Perforacion-esclerosis-3

 

Perforaciones pequeñas, que a veces sólo con el video otoscopio se ven porque da mayor campo de visión que el otoscopio tradicional, en algunos casos (sobre todo oídos jóvenes) puede que cierren

Perforacion-4

 

Este un poco más grande ya es más improbable que cicatrice

 

Perforacion-5

 

También se pueden observar fenómenos como mucosidad en el oído medio, esto además de ser una foto muy chula, también ta va a ayudar con la adaptación y el tipo de programación que hacer al paciente

Mucosidad-oído-medio

 

Muy importante también es poder observar si hay estrechamientos en el conducto, no sólo para la adaptación sino también para la toma de impresiones (coger la medida para hacer el molde)

Estenosis-de-canal

 

O saber si hay que derivar al médico porque previa a la adaptación hace falta que le valore un otorrino (en algunos de los casos anteriores también es conveniente derivar).

En la imagen siguiente se ve el tímpano retraído, si se comprueba con el timpanómetro (ya os hablaré de él otro día) se observa que el movimiento timpánico es anormal.

Tímpano-retraido-1

 

A modo de curiosidad, y aunque un poco movida porque es el conducto de un niño de 3 años, se observa en la parte inferior un drenaje cuyo objetivo es eliminar mucosidad del oído medio para evitar infecciones y no entorpecer la audición del pequeño.

Drenaje-1

 

También se pueden ver conductos rectos, limpios, amplios con tímpanos totalmente sanos, que incluso mantienen el reflejo en forma de “triángulo” de la luz del otoscopio

Reflejo-timpánico-1