La miopía es un defecto refractivo del ojo, o como yo lo llamo de forma coloquial “un defecto de fabricación” que afecta cada vez a más personas, hasta el punto de ser considerado en la cultura occidental un problema de salud pública.

Esto es porque, sin ir más lejos, en España hay un 3% de miopes en edades entre los 5 y 6 años y sin embargo el porcentaje asciende hasta un 25% en edades de 12 a 13 años. Estos valores se mantienen en general en el sur de Europa y en EEUU y tienen más incidencia en adolescentes de China o Japón (50 y 59% respectivamente).

Y la pregunta es ¿qué causa este aumento de la presencia de la miopía? Pues como es evidente la raza juega un papel bastante importante, pero lo fundamental son los hábitos de vida modernos

  • Muchas horas de lectura
  • Trabajos de cerca
  • Ordenadores, tablets, móviles, consolas,…


También la herencia juega un papel importante, de echo la evolución de la miopía sería la siguiente:

mientras que en un miope con antencedentes familiares:

El caso es que durante años los ópticos optometristas, dentro de su labor científica hemos buscado modos de controlar el aumento de la miopía causada por un crecimiento anómalo del ojo (descartamos aquí la miopía magna que sí es considerada un enfermedad que además suele ser congénita) con diversas técnicas:

  • Uso de LENTES BIFOCALES O PROGRESIVOS. Sólo útil en niños con endoforia (desviación ocular que tiene que ser medida por el optometrista). Y en muchos casos un años después de usarlos vuelve a incrementarse la miopía
  • Uso de LENTES DE GAS PERMEABLE (conocidas comunmente como lentillas rígidas). Lamentablemente tras años pensando que podían ser efectivas, su efectividad se ha ido desvanceciendo poco a poco.
  • MEDICACIÓN como la atropina, que sí que es efectiva pero tiene fuertes efectos secundarios u otras como la dopamina, también con efectos secundarios y menos efectiva.
  • ORTO QUERATOLOGÍA (ORTO K), una técnica menos utilizada hasta ahora como control de la miopía en la infancia, más bien como una alternativa a la operación láser, ya que utilizando un tipo de lente de contacto por la noche se moldea la córnea y hace innecesario de corrección durante el día (sólo para determinadas graduaciones)

Y es sin embargo el ORTO K la técnica que los últimos estudios están demostrando que funcionan para frenar el incremento de la miopía hasta en un 40%, incluso 4 años después de utilizar las lentes de contacto de orto k y después de terminar por supuesto todo el desarrollo visual. Esto no quiere decir que no se incremente nada, pero el niño con antecedentes que decíamos que su miopía iba a aumentar hasta las 6 dioptrías podría quedarse en 4 y en aquellos que no tenían antecedentes podría detenerse en menos de 2 dioptrías.

También es cierto que es posible que a muchos padres les parezca agresivo un tratamiento tan continuado con lente de contacto por la noche, para ellos, muy pronto estarán disponibles LENTES DE CONTACTO DESECHABLES DE BORROSIDAD PERIFÉRICA esto es, lentes de geometría similar a las actuales progresivas y que muchos laboratorios ya están a punto de comercializar con medidas y geometrías específicas para niños

Las fuentes que he tomado para este artículo es Dr. Cesar Villa, Doctor en óptica y optometría y Director del departamento de óptica y optometría de la Universidad Europea de Madrid en su ponencia en el VIII Congreso de Contactología celebrado en Madrid (13/11/2012)

Finalmente, si sois padres y ahora tenéis dudas sobre la salud visual de vuestros hijos, lo recomendable es que llevarlos a una óptica para que un optometrista les realice un estudio completo, y os dejo también el artículo “10 consejos para identificar problemas visuales en la infancia