Estamos a punto de que empiece el verano, y una cosa que año tras años, por estas fechas me llama la atención es lo poco que nos preocupamos por nuestros ojos.

Imprescindible contar en la bolsa de playa:

Es muy importante elegir la gafa adecuada, según el uso que le vamos a dar, sin embargo, cuando pregunto a un cliente ¿para qué tipo de uso necesitas la gafa? La respuesta es, para todo, para conducir, para hacer deporte, para la playa, montaña,…

Ante esto, mi respuesta siempre suele ser la misma ¿también tienes unos zapatos que te sirvas para todas estas cosas? … “claro que no… los pies son muy importantes y me gusta cuidarlos”…. “los zapatos tienen que ser buenos, si no enseguida lo notas…” ¿esto quiere decir que los ojos son menos importantes que los pies?.

No quiero decir con esto que tengamos que tener 5 tipos de gafas diferentes, pero sí que nos demos cuenta la importancia de su uso y la necesidad de  elegir bien cuál usar para cada momento. Con dos tipos de gafa será suficiente, o si lees hasta el final… también propondré una solución única.

El primer tipo de gafa de sol que debemos tener es lo que yo llamo de todo uso, es decir, sirven para conducción, para ir por la calle, para algunos deportes,… son las de filtro 3 y son la mayor parte de las que utilizamos

La única precaución es que, este filtro no es adecuado para montaña, playa o deportes naúticos, en estos casos, es imprescindible un filtro 4 o espejo (incluso ambas cosas).

¿Y por qué no podemos utilizar el filtro 4 para todo? Muy sencillo, el fitro 4 deja pasar menos del 8% de la luz, muy importante cuando la intensidad es muy alta, como cuando refleja en el agua o la nieve… sin embargo, para conducir nos quita demasiada visión y podría ser peligroso.

Finalmente… como lo prometido es deuda… existen lentes que sí que sirven para todo, otra cosa es que como los modelos son más limitados, encajen dentro de nuestro estilo.  Se trata de gafas de sol con lente fotocromática, que pase de intensidad de filtro 2 a filtro 4 en función de la intensidad lumínica:

En fin… no olvides que los rayos UV también son acumulativos en tu cristalino y en tu retina y que dentro de unos años, agradecerás haber cuidado bien tus ojos, por estética y por salud