Para hacerlo sencillo voy a comparar dos pacientes de características muy similares, sin embargo sólo uno de ellos será un caso de éxito.

PACIENTE 1:

  • Hombre, de 83 años de edad.
  • Presbiacusia bilateral simétrica y severa, según audiometría tonal (la de los pitidos que todos conocemos).
  • Más de 10 años con pérdida auditiva.
  • Hace vida tranquila, pero los sábados juega a las cartas con los amigos en el café.
  • Le gusta ver la tele y oír la radio, aunque ahora tiene que ponerse cascos.
  • No hace viajes largos y no suele ir ni al cine ni al teatro.
  • Esta será su primera adaptación.

PACIENTE 2:

  • Hombre, 85 años de edad.
  • Presbiacusia bilateral simétrica y severa, según audiometría tonal (la de los pitidos que todos conocemos).
  • Más de 25 años con pérdida auditiva.
  • Hace vida tranquila, va a al campo y toma el café con amigos a diario.
  • Le gusta la tele pero no la entiende ni cuando la pone muy alta, la radio hace años que no la puede oír.
  • Segunda adaptación, tiene 2 audífonos pero nunca se acostumbró porque no oía bien y hacían ruido.

A simple vista podríamos decir que la solución es la misma para ambos, sin embargo si a los dos les adaptásemos las mismas prótesis y realizásemos la misma rehabilitación, el PACIENTE 1 sería un caso de éxito, sin embargo el PACIENTE 2 sería un paciente inadaptado y descontento tal y como ya le había pasado, ¿cuál es la causa? Estudiemos un poco ambos casos.

Hasta ahora no hemos tenido en cuenta otra serie de factores como:

  • Problemas cognitivos.
  • Tiempo de evolución de la lesión.
  • Habilidades comunicativas.
  • Nivel de expectativas.
  • Habilidad o dificultad en el manejo de audífonos.

Los dos tienen buen manejo manual y habilidades comunicativas, sin embargo el segundo paciente lleva muchos años sufriendo pérdida auditiva y como intuíamos, sufría una disminución de su capacidad de entendimiento.

Al realizar una logoaudiometría descubrimos que en el primer caso el entendimiento era de un 100% sin embargo en el segundo, su entendimiento llegaba sólo a un 50%, es decir, cuando el volumen era suficiente según su pérdida, él sólo era capaz de entender un 50% debido a una pérdida cognitiva.

Procedimiento de adaptación:

PACIENTE 1:

  • Adaptamos dos audífonos RITE sin conectividad.
  • Terapia de rehabilitación 2 meses.
  • Logoaudiometría en campo libre tras la adaptación resultado: 100% entendimiento a 40dB

PACIENTE 2:

  • Concienciarle de la dificultad que tendrá para entender en ambientes ruidosos.
  • Importancia de mirar a la cara a su interlocutor para poder ayudarse de sus labios.
  • Dificultad para entender la televisión con los audífonos, sobre todo películas dobladas.
  • Adaptación de dos audífonos RITE con conectividad a TV y MÓVIL.
  • Rehabilitación auditiva durante 3 meses.
  • Logoaudiometría en campo libre, tras la adaptación con resultado: 50% entendimiento a partir de 55dB
  • Instalación en casa del receptor para la TV
  • Integración del móvil con los audífonos

En la revisión del año, los dos pacientes estaban satisfechos, a pesar de que el segundo tenía que realizar más tareas para oir, sin embargo los dos habían aprendido a asumir sus limitaciones y a manejar los audífonos de la forma más adecuada para ellos.  En resumen:

Hay una solución indiv¡dual para cada persona


    One thought on “Adaptación. Camino del éxito.

    1. Pues me parece la mar de significativo esto… si notas que vas perdiendo audición y lo vas dejando,llega un momento en que, por mucha tecnología que te aplican, ya has perdido capacidad de comprender y disfrutar de la vida.
      Creo que el común de los mortales no sabe esto, y me parece MUY importante, porque lo de no oir parece que cuesta reconocerlo y empezar a actuar al respecto.

    Comments are closed.