La anisecoina es un efecto visual que se caracteriza porque los dos ojos no ven las imágenes del mismo tamaño y, la diferencia es tal que el cerebro no lo puede aguantar, causando uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Diplopia (visión doble)
  • Dolores de cabeza.
  • Mareos y vértigos.
  • Fotofobia.
  • Dificultad en la lectura (con corrección).
  • Nauseas.
  • Fatiga general.
  • Distorsión de la visión espacial.

Representación del a aniseconia causada por diferencia de graduación

Representación del a aniseconia causada por diferencia de graduación

 

Es un fenómeno desconocido, no porque no tenga incidencia en la población sino porque los síntomas son comunes a otras alteraciones visuales y en gabinete no se realizan habitualmente pruebas relacionadas con la aniseiconia, ya que necesitan cierto grado de especialización del óptico optometrista.

En VICENTE pensamos que es importante medir esta diferencia entre ambos ojos, sobre todo en determiando tipo de pacientes:

  • Niños. Ya que esta diferencia de visión podría desembocar en un ojo vago.
  • Operados de catarata. Ya que la lente intraocular que se implanta puede sufrir ligera desviación del eje natural y estos pequeños cambios generan aniseiconia que debe de ser corregida.
  • Personas con graduación muy diferente entre ambos ojos.
  • Primer usuario de progresivos.

test aniseiconia

test aniseiconia

 

Depende del valor medido de aniseiconia (diferencia en % del tamaño visto por cada ojo una vez corregido) se decide cuál es el mejor tratamiento:

  • Monovisión. Especializar un ojo para visión próxima y otro para visión lejana.
  • Corrección con lentes de contacto.  Es un tratamiento muy habitual en niños.
  • Modificación de parámetros de la lente como distancia al ojo (montar una lente más adelantada que la otra), curvatura de la lente (poner diferente curvatura de lente en cada ojo), espesor,…
  • Penalización.  En los casos en los que no se consigan los objetivos con ninguno de los métodos anteriores, no queda más remedio que reducir la graduación del peor ojo.