El implante coclear es un aparato electrónico que se coloca en el oído interno durante una cirugía, diseñado para ayudar a pacientes con sordera neurosensorial severa a profunda, que obtienen muy poco o ningún beneficio de los audífonos convencionales.

Se puede considerar el implante coclear como un tipo diferente de amplificación. No se trata de un tipo de “cirugía correctiva”. El implante no “restaura” la audición; sino que da al usuario del implante la oportunidad de tener acceso a información que antes no tenía.

implante coclear

implante coclear

Se compone de dos partes, interna y externa:

  • Externas: Micrófono para recoger los sonidos, procesador para seleccionar y codificar los sonidos más útiles para la comprensión del Lenguaje, un transmisor que envía los sonidos codificados al Receptor interno
  • Internas: Receptor-Estimulador que se implanta en el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular. Envía las señales eléctricas a los electrodos que están introducen en el interior de la cóclea (“el caracol”) y estimulan las células nerviosas que aún funcionan. Estos estímulos pasan a través del nervio auditivo al cerebro, que los reconoce como sonidos y se tiene -entonces- la sensación de “oír”.

Puedes ver el vídeo a continuación:



Implante coclear por raulespert

Entonces… ¿cuándo es aconsejable el implante?

Evidentemente es aconsejable en casos de cofosis (pérdida total de audición) y en pérdidas bilaterales neurosensoriales profundas.

En el resto de pérdidas, es aconsejable realizar una adaptación de prótesis auditivas (audífonos) durante 6 meses antes de proceder al implante, ya que cuando el trabajo se ha realizado correctamente, los resultados con audífonos son sorprendentes.

audífonos infantiles

audífonos infantiles

Si tras un año de adaptación de audífonos, no se obtienen los resultados de audición y aprendizaje deseables, se puede volver a valorar el implante.